sábado, 3 de mayo de 2008

Economía para no Economistas

¿Qué es la Economía?

Largamos. Primer post de esta sección de “Economía para no economistas”.

Yendo a lo primero, la idea hoy será la de intentar definir de qué se trata exactamente la Economía. Es algo aburrido, pero necesario a los fines de este apartado.

En rigor, no existe una única definición o frase para delimitar lo que es la Economía, y esto no sorprende, ya que es una ciencia social surcada por varios enfoques ideológicos que casi nunca están de acuerdo. Por lo tanto tomé la siguiente determinación: partiendo de la definición más clásica y aceptada, iré desmenuzándola y llevándola hacia la definición que creo que mejor representa lo que realmente es la Economía.

Vamos a comenzar por la definición clásica:

La Economía es la ciencia que estudia la asignación de recursos escasos utilizados para lograr fines alternativos”.

Iremos desmenuzando esta frase. La palabra “asignación” es aquí sinónimo de “distribución”. Seguidamente, la expresión “recursos escasos” se refiere a todos aquellos bienes o servicios que se usan para satisfacer necesidades humanas, de forma directa o indirecta. Ejemplos: Pan, leche, láminas de acero, maquinarias viales, agua potable, servicio de peinado, servicio de atención médica, pintura para paredes,… o sea, todo lo que de alguna manera sea “útil” a la hora de satisfacer aquello que la gente necesita. Yendo más lejos, “recursos” en este contexto es en algún sentido sinónimo de “riqueza”. Esto es así porque cuando uno es rico (a mí todavía no me paso…:P), lo es no porque sea poseedor de una montaña de billetes puntualmente, sino porque puede acceder a cualquier bien o servicio (= “recurso”) que quiera, y en las cantidades que quiera, teniendo asi bien satisfecha hasta la mas banal de las necesidades…

¿Y por qué decimos que estos recursos son “escasos”? “Escaso” no necesariamente se refiere a que son “poco abundantes”, sino que quiere decir que son bienes o servicios que de alguna manera requieren de trabajo o esfuerzo para conseguirlos. O también, “escaso” se refiere a que dichos bienes o servicios no se aparecen mágicamente por donde quiera que vayamos. Un ejemplo de un recurso “no escaso” es el oxígeno del aire. ¿Es un bien que satisface necesidades humanas? Si claro, sin él no vivimos. Pero por suerte esta disponible en todos lados, por donde quiera que vayamos. No hace falta trabajo para conseguirlo, siempre que estemos en la superficie terrestre… Por lo tanto, el oxígeno en el aire no es un bien “escaso” en el sentido que estamos aquí usando, y no entra dentro del campo de estudio de la Economia.

Por último, analicemos la expresión “fines alternativos”. Para ello, el siguiente ejemplo ayudará: un mismo litro de leche fluida puede ser utilizado de distintas maneras. Puedo dejarlo como está y venderlo como leche fluida, o lo uso para fabricar yogurt, o para hacer queso, o quizá leche en polvo… Así, vemos que un “recurso escaso” como un mismo litro de leche fluida puede utilizarse para lograr “fines alternativos”. ¿Me conviene venderlo así como está? ¿O quizá convenga transformarlo en queso, leche en polvo, dulce de leche…? De esta manera estamos frente al problema económico de tener que elegir en donde “asignar” el litro de leche de manera tal de lograr un “fin”. ¿Pero cual de todos los “fines” me conviene elegir? No puedo usar un mismo litro de leche para todos… La Economía tiene herramientas de análisis para resolver problemas de este tipo.

Tomándonos nuevamente el atributo de ir un poco más lejos, podemos decir que los “fines” alternativos son en realidad “necesidades humanas” alternativas. Esto es así porque hay diferentes consumidores de lácteos: algunos les gusta la leche fluida, otros prefieren el yogurt, otros se inclinan por los quesos, y también nunca faltan los que les gusta un poco de todo… En fin, al “asignar” el litro de leche en cuestión hacia algún “fin”, estamos en realidad decidiendo cuál de las necesidades humanas (o mejor dicho, de quienes) vamos a satisfacer, y en que medida.

Bueno, llegó la hora de ir encajando las piezas del rompecabezas para intentar entender mejor de que trata la Economía. Partiendo de la definición clásica que dice algo asi como que:

La Economía es la ciencia que estudia la asignación de recursos escasos utilizados para lograr fines alternativos.

Podemos también reescribirla, según lo que estuvimos analizando más arriba, de la siguiente manera:

La Economia es la ciencia que estudia la distribución de la riqueza, siendo “la riqueza” todos los bienes y servicios que se utilizan para satisfacer las necesidades de las personas.

Uf…! Me parece que la segunda definición es como que tiene otro brillo, ¿no? La primer definición, la clásica, se ve mas bien como una frase fría, correcta e impersonal. Intenta sonar bien “científica”.

La segunda en cambio tiene un matiz mucho más social y conflictivo… deja entrever que la Economía involucra a personas, y que trata sobre un problema que ha estado y estara siempre presente en la historia de la humanidad: el de cómo es más justo distribuir los frutos del trabajo de la sociedad, o sea, el trabajo de todos… Flor de problema, si los habia…He aquí el por qué decimos que la Economía es una Ciencia Social.

Ahora una cuestión: No todo estudioso de la Ciencia Económica va a aceptar a la segunda definición. Hay algunas ramas, especialmente la Neoclásica (también conocida como “Main Stream”), que directamente suelen ignorar la esencia social de nuestra ciencia. Pero ya tendremos oportunidad de hablar mas adelante sobre las distintas escuelas (o mejor, las distintas ideologías) dentro de la Ciencia Económica.


¿Por qué es importante la Economía?

En esta sección, voy a dar mi parecer sobre la importancia de la ciencia que represento.

Para realizar nuestros objetivos en la vida, las personas necesitamos primero preocuparnos de cómo asegurar nuestra supervivencia. Esto es, todos tenemos diversos intereses y objetivos: a algunos nos gustan las ciencias, a otros cultivar las artes, los de más allá se avocan a practicar la medicina, el de al lado quizá ejerza la abogacía, o practique deportes, o simplemente disfrutar de la vida en familia sea lo que más le guste en el mundo… Pero antes de dedicar buena parte de nuestro tiempo a estas cosas, necesitamos nosotros y los nuestros tener asegurada las satisfacción de necesidades vitales, como la comida, la vestimenta, el techo, la salud, etc. Todos “recursos escasos”. Asimismo, cuando estamos en camino de cumplir los objetivos como cultivar las artes, ejercer abogacia, etc, necesitamos para ellos de otros “recursos escasos”, menos vitales, pero imprescindibles igual, como pinturas, libros, lapices, insumos médicos….

Es decir, la Economía tiene mucho para decir en cuanto a, sobre todo, poder asegurar que toda la gente tenga la posibilidad de acceder (o pueda tener “asignado”) los bienes y servicios que son fundamentales para sobrevivir. En segundo término estaría también el de tratar sobre la posibilidad de acceder a todo lo necesario para poder realizar nuestras vocaciones en la vida.

Para ir cerrando este primer encuentro…


Las corrientes mas clásicas del pensamiento económico ven a la Economía como una ciencia que tiene como objetivo el de “maximizar” la riqueza. Esto es, cuanto más rica la sociedad tomada como un todo, mejor. ¿Pero, y cómo distribuimos la torta? Ah no… La mayor parte de las teorías se niegan rotundamente a tratar el tema de la distribución, ya que lo único que importa es que haya cada vez más y más riqueza. Sin embargo todas estas teorías SI que traen recomendaciones de cómo distribuir la riqueza, aunque no lo expliciten, o mejor dicho, aunque lo disfracen…

La idea de este primer post era la de armar una perspectiva para saber de que hablamos cuando hablamos de Economía. Y dentro de esto, creo que es importante desde el “vamos” el hecho de explicitar el problema de maximización Y de distribución del que trata nuestra querida Ciencia Economica.

Espero haberlo logrado.

Hasta el próximo capitulo.

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Fácil de intoducir en el tema a los que como yo , sabemos muy poco de economía

La Cruz del Sur dijo...

Alfonso, excelente idea e iniciativa. Es un muy buen canal para amenizar la Economía, que es una hermosa ciencia, y hacerla más popular y con mayor llegada a distintos sectores. Y puede ser una útil herramienta para estar más "despiertos" y con menos miedo de todos los agoreros diarios que nos quieren asustar con "su" información.
Ya habrá consultas puntuales!
Saludos. Martín, el marido de Pato, la amiga de Laura.