martes, 2 de marzo de 2010

Cuidar el agua? Paso!


Directo al grano: No estoy a favor del ahorro de agua para consumo hogareño.
Digo, pienso y me pregunto: Por qué no se OBLIGA a las empresas y fábricas que tengan contacto con vertientes de agua que las limpien y potabilicen en vez de matracarnos la cabeza con que cerremos la canilla... el asuntito de el grifo goteando... y los aumentos! Por qué se hace tanto hincapié en “cuidemos nuestro planeta, no gastemos el agua” Me tienen podrida! Que ahorre el 3er mundo, y los demás sigan haciéndonos pito catalán… total después te ponen la IV flota y se llevan lo que quede!

Pienso que debería haber multar severamente a los que tiren porquerías al agua, eso si, pero si las multinacionales, los estados (empecemos por casa!) y el poder no invierte en potabilizar, desalinizar agua de mar… si los ciudadanos no presionamos para que esto sea así y nos quedamos sin agua, bien merecido lo tenemos!

4 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Tienes toda la razón. Ahora en Venezuela tenemos una escasés de agua que se traduce en falta de energía eléctrica y nos tienen a punta de racionamiento. Pero resulta que el Presidente hace años designó a la señora Jakelín Farías ministra del Ambiente para que en un lapso de 8 años trasformara el rio Guaire, que atraviesa a Caracas, de el vertedero líquido en que es a un río turístico y le prometió a los presidentes latinoamericanos que para el 2012 estarían con él bañándose es esas riberas ¿Qué pasó?...que del montón de dólares destinados a tal fín, NUNCA SE SUPO NADA, y vayan a ver el río...Lo peor es que a la funcionaria que lo único que hizo fue llenar la ciudad de propaganda acerca del futuro río Guaire limpio pero que no hizo nada y dejó perder el dinero -por no decir otra palabra- el Presidente la PREMIÓ nombrándola a dedo en contra de manera anto-constitucional, sobre el Alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma elegido por el pueblo. Y así, un sin número de omisiones o malos manejos desde el poder que han traido la consecuencia de que Venezuela tenga que obtener energía de Colombia porque no tenemos ni agua ni luz, y el pueblo tiene que pagar las consecuencias de la negligencia oficial
De verdad que cosas como estas más que indignación causan náuseas

Diego E. dijo...

Es un alivio encontrar, de vez en cuando, gente que no teme ser políticamente incorrecta.

Hace muchos años tomé por costumbre cuidar el agua en detalles como no dejar abierta la canilla mientras me estoy cepillando los dientes. La costumbre me quedó, pero cuando se trata de usar agua, ya no mezquino.

Me sentiría demasiado estúpido ahorrando gotitas de agua, para pasar luego por el campo de golf, que tiene un riego casi permanente para que cuatro carcamanes estiren las piernas lejos del mundanal ruido.

Y puedo subir la apuesta: me rechiflan los voceros del primer mundo que vienen a contarnos cómo cuidar el planeta. Ellos se desarrollaron (y nos aplastaron) haciendo mierda el entorno. Y ahora nos venden documentales explicándonos, como esos padres castradores, que no debemos cometer sus mismos errores.

Lo peor de todo es que tienen razón: es muy probable que, como anuncia Al Gore, nos estemos dirigiendo a una nueva glaciación. Y bueno, se congelarán ellos (hemisferio norte). Y si acá llegamos a pasar hambre, ya estamos acostumbrados.

Pero al agua, que la cuiden ellos, que les falta. A nosotros nos sobra, y no la pienso cuidar para cuando ellos vengan a buscarla.

Laura dijo...

Totalmente de acuerdo, Lau. Basta de hacernos tirar el papelito, de vendernos bolsitas reciclables, de separar lo verde de lo rojo, responsabilizándonos a cada uno de nosotros, individualmente, del calentamiento global, la falta de agua y la mar en coche. O lo hacemos todos, y mucho más quienes mayores responsabilidades tienen (me vas a decir que una bolsita de morondanga es lo mismo que una explotación petrolera?) o me tienen bañándome 4, 5 veces por día como mi tocaya!

Ajenjo dijo...

A ver, cencosud hace campañas a favor de no usar bolsas de plástico, pero no por conciencia ecológica ni nada parecido, sino para bajar costos, ya que sus supermercados entregan bolsas plásticas gratis (demás está decir que eso debe ser así); las curtiembres a la vera del riachuelo siguen desechando ahí los químicos terriblemente tóxicos, sin el más mínimo tratamiento; cada vez mas gaseosas y bebidas vienen en envases descartables de pvc; las empresas de agua siguen extrayendola de los cursos de agua dulce, en lugar de invertir en plantas de desalinización (aunque aún no exista una forma de desalinizar aceptablemente limpia, ya que el proceso necesita un gasto de energía alto, lo que contribuye a la contaminación) y podría seguir una semana dando ejemplos de como las corporaciones estropean el medio ambiente al tiempo que invierten unas monedas en cínicas campañas verdes para que los consumidores creamos que este descalabro ecológico es hijo de nuestros malos hábitos en nuestras casas y en la vía pública.
No dispongo de números o estadísticas, pero sospecho que aunque todos se comportaran en sus casas, ecológicamente responsables, nada cambiaría demasiado si la corporación empresarial no cambia sus pésimas costumbres.

Con permiso, me voy a abrir la canilla y después a merendar un sanguche de oso panda :P