miércoles, 20 de agosto de 2008

Ay... las ideologías tienen esas cosas...

En algunos países la ultrederecha no se preocupa mucho por disimular lo que realmente piensa. Como es el caso en Bolivia, los que encabezan la oposición ultraderechista son personajes oscuros.
Después de ver a la Pando en televisión amenazando abiertamente, de ver la extraña tolerancia de la que gozan ciertos grupos, pienso: cuáles son los límites? qué tiene que pasar para que un neonazi tenga un parate? Como es posible que se le tolere?.
La democracia es un derecho, pero todo derecho conlleva obligaciones... Entonces?

2 comentarios:

Horacio dijo...

Yo creo que la opinión pública crítica la incoherencia, eso es lo que le parece inadmisible, lo que la escandaliza. Que Pando amenace es algo que a nadie escandaliza: dentro de la lógica de extrema derecha, agresiones simbólicas de ese estilo (como pasarse la mano por el cuello señalándote como próxima víctima) es algo coherente con su forma de pensamiento. Eso con respecto a la tolerencia, lamentablemente la gente se acostumbra a permitir estas cosas y no les llama la atención.
Con respecto al "parate", yo creo que el freno tiene que ser legal, aunque no sé de leyes como para entender cuándo algo como esto empieza a ser considerado delito y cuándo no.

saludos

LauraGalletita dijo...

Gracias por pasar, Horacio!

Yo también creo que desde el punto legal e le DEBE poner un parate a esta gente. No comprendo la tolerancia que se les tiene, incluso no comprendo la libertad de la que goza la xenofobia, siendo una ideología violenta desde su raíz.
Gracias de nuevo.

Un abrazo