martes, 19 de enero de 2010

Ensaladita criolla

Como no tengo tanto tiempo para postear voy al punto, cortito y al pié :p


Che, qué bonita familia la de la jueza Sarmiento! Cómo es que de eso no hablan todos los medios que la reportearon como si de una heroína se tratara? Una pinturita del periodismo de la pendiente, eh!

Y mientras Néstor y Cristina hablan sobre la deuda, el derechaje festeja lo de Chile... Pero, como la izquierda de Chile es lo más diestro que ví (y Bachelet, lo mas tibio), no creo que cambie demasiado el panorama :p

Musiquita?
Bueno, por capricho nomás, como todo lo que hago, pongo este temita

7 comentarios:

Daniel Rico dijo...

Primero que nada , me encanta esta cancion!

Y estoy de acuerdo con vos en todo, incluso en que la izquierda chilena tiene tan diestra, que es dificil diferenciarla de la derecha.

Exelente tu sitio, saludos!

Laura dijo...

Uf, un bajón igual. Porque ni siquiera necesitan caretearla. Son lo que dicen ser, y se muestran tal cual son.
Quéselevacer.....
Un abrazo

Al� Reyes dijo...

Esa gente que se cree el cuento de que el gobierno entrante de Chile es distinto al anterior...es bien ingénua de verdad

LauraGalletita dijo...

Bienvenido, Daniel, el primero lo invita la casa ;)
Y gracias por las flores :D

Lau: Tal cual! Quéselevacer...

Ali: Si, así es! Aunque yo no sería tan buena e cuanto al adjetivo, eh jejejej!

Abrazo, y gracias por pasar, chicos ;)

Matias Gimenez dijo...

La jueza Sarmiento y la derecha chilena en un sólo post... me provoca indigestión la verdad

nicovi dijo...

Me puso muy triste lo de Chile...

Bachelet me parece que era bastante buena!!

un saludo!

Nicovi

Joe dijo...

Nico, la liviandad de la concertación chilena tiene que ver con que aceptan los preceptos neoliberales, de dejar que el mercado haga todo, y de que el Estado sea el que levanta los heridos para consolarlos un poco, pero solo un poco, eh...

Por otra parte, deja que las mineras multinacionales (y otras multinacionales) se lleven las ganancias, a tal punto que el año 2006 fue un escándalo: se llevaron en concepto de ganancias el 18% de todo el PBI chileno. Acà, durante los 90, lo màximo que llegaron a repratiar las multis en concepto de ganancias llegó al 4% del PBI, para que te des una idea.

También la distribución del ingreso sigue dejando mucho que desear: es todavía más desigual que la de nuestro malherido país.